Screen Shot 2016-10-21 at 12.10.29

La Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores, Isabel de Saint Malo de Alvarado, junto al Ministro de Gobierno, Milton Henríquez, compartió con la encargada de temas indigenistas en la Asociación por los Pueblos Amenazados, Yvonne Banger, el compromiso de Panamá con el respeto y preservación de las comunidades indígenas, así como la experiencia del país en el proceso de diálogo sobre Barro Blanco.

La jefa de la diplomacia panameña dio detalles sobre la mesa de diálogo que instaló la administración del Presidente Juan Carlos Varela Rodríguez, que se ha desarrollado de manera pacífica e inclusiva.

“Una comisión de alto nivel lideró un diálogo con representantes de la comunidad Ngabe Buglé en la búsqueda de un compromiso”, apuntó de Saint Malo de Alvarado, quien comunicó además que las conversaciones continúan con miembros del Congreso Ngabe para lograr así el apoyo de un grupo aún mayor, bajo el liderazgo del Ministerio de Gobierno en esta etapa.

El Ministro Henríquez explicó a Bangert el funcionamiento del sistema comarcal en Panamá, los proyectos que impulsan bajo el Ministerio de Gobierno y su Viceministerio de Asuntos Indígenas para el desarrollo de planes maestros en cada comarca.

Bangert, que desde esta asociación maneja los temas indígenas en América y Australia, incidió en la importancia de las relaciones de las comunidades indígenas con los Gobiernos, así como el establecimiento de mecanismos de entendimiento entre las partes. “El diálogo siempre es un paso significativo, cada paso necesario para reiniciar el diálogo es importante y es útil”, agregó.

La Asociación por los Pueblos Amenazados es un importante grupo de defensa de los derechos humanos adscrita al foro permanente de Asuntos Indígenas de las Naciones Unidas.